sábado, 10 de diciembre de 2011

Periodista, mujer y árabe: Tawakkol Karman

Tawakkol Karman: Premio Nobel de la Paz
Ya se que han sido tres las mujeres que este año han recibido el Nobel de la Paz. Ya se que las tres lo merecen con creces, pero yo creo que cada una de ellas merecía un nobel único y no compartido.
Mi premio personal se lo doy a Tawakkol Karman. Pimera mujer árabe, y esas tres palabras hablan de coraje, peligro y marginación, en recibir el Nobel de la Paz. Karman es el motor del movimiento que exige desde inicios de año la salida del presidente yemení Alí Abdalá Saleh, en el poder desde hace 33 años. Además está mujer de 32 años,  líder de la primavera árabe, es periodista y aprovechó la ceremonia de entrega del Premio Nobel para tirar de la orejas a los medios de comunicación por la información facilitada sobre la revolución en Yemen. «Con tristeza, debo decir que no se benefició de la comprensión, del apoyo o de la atención de la comunidad internacional, como ocurrió con otras revoluciones en la región», señaló. Añadió que esto «debería avergonzar la conciencia mundial porque pone de relieve la cuestión de la igualdad y de la justicia. El mundo democrático, que nos ha hablado mucho de los valores de la democracia, no debería permanecer indiferente a lo que ocurre en Yemen y Siria», apuntó. Las otras dos premiadas son la presidenta liberiana Ellen Johnson Sirleaf y su compatriota Leymah Gbowee. No entiendo que Obama, sin hacer nada, y por nada me refiero a nada bueno, recibiera el Nobel de la Paz en solitario y estas tres mujeres valientes tuvieran que compartirlo. Por lo menos no compartirán espacio en mi blog.