lunes, 2 de enero de 2012

Feliz año: Don’t Stop, Keep Going On!

Y volvieron a sonar las palmas en la sala dorada del Musikverein de Viena. Otra vez las campanadas de las 12 en la Puerta del Sol, con la Pantoja o con Anne, dieron paso al concierto de Año Nuevo. Y aunque el año se presenta incierto para muchos, nos deseamos felicidad mutua. Y hubo chistes sobre Mangardarín y su afición a los cuartos, que hasta nos habría dejado sin campanadas. Y ni el anuncio de una <una subida temporal y progresiva del IRPF y del IBI > consiguió  atragantarnos las uvas. Porque tenemos un ánimo a prueba de bomba, o de misiles. Porque para estrenar el año, la Armada iraní en lugar de cohetes o petardos ha decidido lanzar un misil de largo alcance tierra-aire en el Golfo Pérsico, para completar las maniobras que desde el día de Nochebuena realiza en el estrecho de Ormuz, por el que transita el 35% del comercio mundial del petróleo. Amenaza con bloquearlo y EE UU no lo consentirá. Así que seguimos en la montaña rusa de la actualidad con pocas buenas noticias.
Y en la Patagonia se unen a la fiesta con un gran fuego que devoró unas 13 mil hectáreas de bosques nativos en el Parque Nacional Torres del Paine, y que al parecer provocó un turista negligente: un solo hombre con sus dos manos y su falta de cerebro causa esta catástrofe.
Pero seguimos recibiendo el año con una sonrisa y esperamos lo mejor del 2012 porque en la naturaleza del hombre está el seguir caminando. Don’t Stop, Keep Going On! Feliz Año.