jueves, 26 de enero de 2012

Carta al amiguito del alma

Ilustración de El Jueves
Amiguito del alma que suerte has tenido. No puedo más que felicitarte por tu no culpabilidad. Un regalo inesperado que se suma a la larga lista de obsequios con las que todos te quieren agasajar. Nadie te podrá ya reprochar tus impecables trajes y corbatas y mucho menos que quisieras darte el capricho del caviar. Langosta para los pobres! Detalllito por aquí, detallito por allá y For Ever Young (Joven para siempre)... así permanecerá tu recuerdo en la hemerotecas..¿ se puede pedir más? 
Todos te quieren y mucho y hasta se pasan veinte pueblos para hacértelo saber. Ser amado de esa forma incondicional deber ser muy gratificante. El jurado, o parte de él, concretamente cinco de sus nueve miembros, han inclinado la balanza de la justicia, que siempre anda con los ojos vendados y caminando a tientas, hacia tu lado. Muchos te miran con envidia, otros,  más nobiliarios y regios que tu, y que pronto serán llamados a rendir cuentas, toman nota de la receta. También los hay que se indignan, claro, tiene que haber gente para todo. 
Mientras, Valencia pelea con la quiebra de sus finanzas. Pero por eso no han juzgado a nadie. Todavía.