lunes, 16 de enero de 2012

Manuel Fraga:verdades sin condón

Bañándose en Palomares 
Se fue Fraga, y a sus espaldas deja un dilatada trayectoria política no exenta de polémica. Muchos hacen hoy sus loas a un personaje que en vida fue también blanco de muchas críticas. Su vieja escuela le convirtió en antifeminista y homofóbico. Hasta tal punto, que al revisar algunas de sus declaraciones nos preguntamos si no escondería una vis cómica. Una de las salidas de tono más divertidas se producía en el año 2005 siendo presidente de la Xunta de Galicia. Se definía asi mismo >como católico, apostólico y romano, aunque pecador" para manifestar su acuerdo con la postura de la Iglesia contraria al uso del preservativo, y agregar que siempre ha dicho las verdades "sin condón", por lo que, añadía,  "pienso morirme sin ponerme ninguno". Y supongo que así fue, aunque eso sólo él lo sabrá. 
Respecto a los homosexuales aseguró que no tenía  "nada en contra de ellos, si nacen así pues qué se le va a hacer pero que no digan encima que se ponen orgullosos de funcionar al revés". Así se lo explicó a los jóvenes militantes de su partido, a los que supongo que dejó mudos.
En cuanto a las mujeres hay varias frases célebres en especial esta:  "Un indeciso no expresa lo que piensa, como una mujer no dice con cuántos se acuesta", haciendo referencia a la tendencia de voto de los sondeos electorales. Un paralelismo digno de examinar.
En 1998 afloraba su mal disimulado talante machista al referirse  al escote de la entonces portavoz socialista de Educación en el Congreso, Clementina Díez. "Lo único interesante que esa señora exhibió fue su escote", dijo el dirigente popular.  Desbordaba sexismo. 
La exageración de sus declaraciones tan alejadas de lo políticamente correcto mueve más a la risa que a la ira. Un hombre de otro tiempo con ideas trasnochadas que ya ha pasado a la historia, como la foto de Palomares. Esperemos que nadie recoja el testigo.