lunes, 30 de enero de 2012

Erasmus Orgasmus : toda la verdad

Erasmus Orgasmus,  por este nombre conocen todos los estudiantes universitarios de Europa las becas que la UE concede para la realización de un periodo de estudios en una institución de educación superior de otro país europeo. El proyecto pretende que los jóvenes salgan de su entorno y extiendan lazos más allá de sus fronteras para fomentar el europeísmo. Y creo que si lo ha conseguido. Desde luego lo que es lazos y relaciones todos lo consiguen. En realidad, los nuevos amigos y la mejora del idioma son la partes positivas del programa. Aunque a veces el cambio de pareja es algo excesivo.
La negativa: no se pega clavo, se va de fiesta en fiesta y de borrachera constante y al volver se paga con suspensos. Es un año de total descontrol en el que todo está permitido, sexo, drogas y rockandroll; especialmente si se viene a España: que es el país que más estudiantes recibe. ¿será por la calidad de sus universidades? Aunque también es el que más envía: en el curso 2009/10 31.158 universitarios patrios salieron a disfrutar de sus becas
Las becas Erasmus nacieron en 1987 con fines académicos y de intercambio cultural. Inicialmente solo los mejores expedientes tenían acceso a ellas. Eran unas becas para laélite intelectual. Poco a poco se fueron popularizando y en el 2009 la película Una casa de locos hizo eclosionar la fiebre de estudiantes que eligen España como destino. La Universidad española se convirtió así en un  paraíso para la fiesta. Spain is diferent. Otra vez. Primero las universidades del sur fueron la meta de los universitarios becados, ya se sabe ,vacaciones al sol, y como ya no cabían todos allí fueron mirando hacia al norte.
Si buscas en Google la combinacion de Erasmus y borrachera encontrarás 1.250.000 resultados.Si buscas vídeos con drunk erasmus la suma es de más de 5.000.  Significativo ¿no? El anonimato, al estar en un país ajeno donde nadie te conoce y al que nunca regresarás, sirve de estímulo para las mayores cafradas.
La semana pasada murieron tres valerosos policías en La Coruña tratando de salvar a un joven Erasmus, que no supo o no pudo ver el peligro que encerraba bañarse de madrugada en un mar embravecido.
¡Si Erasmo de Roterdam levantara la cabeza!