jueves, 23 de mayo de 2013

El jinete polaco de Muñoz Molina. No te la pierdas.

Remitido por Pucho Méndez

Esta novela del año 1991 y Premio Nacional de Literatura al año siguiente, no cayó en mis manos hasta ahora. Ya había leído otras obras de Muñoz Molina, pero esta es con diferencia la que más me ha gustado.
Tiene varios aspectos muy interesantes: por un lado, dado que tiene la total apariencia de ser autobiográfica, al menos en gran parte, ó eso parece, (hasta la abuela del protagonista es homónima de la del autor, a la que dedica la novela), hace que sea muy creíble. Ttodos los acontecimientos que le ocurren al niño y después joven protagonista en el pueblo de Mágina, tienen todo el aroma sabor y color de la realidad de un pueblo andaluz, aburrido y empobrecido de los años sesenta/setenta. Por otra parte. nos vemos inmersos en una realidad social cuya única expectativa es el trabajo en el campo, duro y mal pagado.
Lo positivo, es el ánimo del joven que no se conforma y que aspira,y consigue salir del pueblo y dar el salto a un futuro de traductor que le permite otra vida, conociendo otros mundos. El otro gran protagonista es el amor, desde la añoranza del mismo en la época juvenil, hasta la consecución del mismo en plena madurez, haciéndonos vivir una historia nada ñoña y muy bien contada.
Los personajes, y habría que destacar a don Mercurio, el médico, a Ramiro el retratista, y al Comandante Galaz , le dan consistencia a toda la historia. Como colofón, añadiría que la novela tiene un estupendo final, cosa que no abunda en la literatura actual, y que es un placer disfrutar de su lectura.