jueves, 2 de febrero de 2012

Carnaval vampiro

Se acerca el Carnaval.  Un fiesta para romper con todo, para saltarse los convencionalismos y sentirse libre. Una máscara y el anonimato nos trasforma en seres desinhibidos y dicharacheros, a algunos. Otros, en cuanto se colocan el disfraz se vuelven rígidos, fingidos. Este año empieza el sábado 18 para terminar el martes 21 de febrero. Ya es el momento de empezar los preparativos. Primero los niños. ¿De qué se quieren disfrazar? Desde luego ni de princesas ni de piratas... lo que mola es vestirse de un personaje de la tele. Ese electrodoméstico que gobierna nuestra vida y asesora a nuestros hijos sobre moda, tendencias, relaciones con los amigos, comportamiento y tantas otras cosas de las que ya no les interesa saber nuestra opinión. Este año la crisis parece que también ha llegado hasta ellos y se inclinan por lo más gótico lo más siniestro, aunque también glamuroso claro: triunfa el disfraz monster high de Draculaura, para ellas. ¿Y para ellos? Ellos siempre con su problema existencial: Draculogan sería la pareja. Pero el personaje, solo es producto de la imaginación de una joven americana que decidió gastar una broma al mundo e inventarse un novio para su heroína Draculaura. . Pero no está a la venta. Aunque si los de la juguetera fueran avispados lo estarían fabricando porque la demanda del muñeco vampiro ha sido bestial. Nosostras siempre igual: persiguiendo al hombre imposible, ya desde niñas. Y sintiéndonos defraudadas cuando no responde a nuestras expectativas.  Diseñar una pareja a nuestra medida: qué quimera!!!  Yo este año me voy a disfrazar de hada, a ver si consigo una varita mágica para cambiar todo lo que no me gusta. Rompe los moldes y se tu mismo: date ese capricho carnavalero. Y tú ¿de qué te disfrazas?