domingo, 27 de julio de 2014

Dos pequeñas obras maestras."El espejo del Mar" de Joseph Conrad y "los Santos Inocentes" de Miguel Delibes.‏



Recomendaciones para unas  lecturas  de verano cortas pero magistrales:
En el “El espejo del Mar” quiero ante todo, reivindicar y resaltar la figura del traductor, ahora empiezo a ver que en la portada de algunas obras se destaca el nombre del traductor , y me parece justo porque dependiendo de la calidad de su trabajo tendremos una obra que se acerque a lo que el autor pretende en el original o algo que ni se le parezca. Bien entendido que lograr el original es imposible. Aquí la labor de Marías es buenísima y nos lleva a través de los diversos relatos magistrales de Conrad al mundo de la mar en su mas amplio sentido.Son relatos que Conrad vivió en primera persona y que a los que nos atrae este mundo, nos embarca en sus múltiples aventuras, mezclando las diversas épocas y navegaciones desde el Bricbarca hasta los barcos de hierro y a vapor, nos envuelve en lo que se siente en medio de las tormentas angustiosas, con el crujir de cuadernas ,el silbar del viento con el henchimiento de las  velas, el tensionado de las drizas ……….grandes aventuras que no podemos olvidar por su belleza y concisión y con un montón de nomenclatura marina que enriquece nuestro conocimiento del mundo naval.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      
     Con respeto a Delibes y «Los Santos Inocentes», incomprensiblemente no le dieron el “nobel”, poco se puede decir sobre su calidad ,sencillez y buen escribir , que no se haya dicho, pero cuando toca temas de  caza ,del campo y de la vida al aire libre ,que fue la que él disfrutó , todo es entrañable y cercano ,la jara ,los pájaros o la sierra cercana, solo tienes que sentarte a leer y los tocas con las manos. La historia que aquí nos cuenta es la de una España cutre caciquil y prácticamente feudal en los cortijos , en los que el “señorito” dispone de esclavos , a tiempo total y con derecho de pernada , si se tercia. Los personajes son de quitarse el sombrero,desde Paco “el bajo” gran rastreador y sumiso, hasta Azarias  “inocente”, pasando por Régula obediente contenida y con “el señorito”, puto egoísta y cacique , complementado con Pedro “el Perito” todo un elenco que hacen de esta novela una obra maestra. Aunque hayas visto la magnífica película de Mario Camus no dejes de leer la novela ,no te arrepentirás.

Remitido por Pucho Méndez