viernes, 11 de julio de 2014

Un libro dos visiones. Butchers Crossing, en la frontera con la maestría de Williams

Por Pucho Méndez.
Había leído “Stoner” ,de este autor,  y me había dejado un muy buen sabor de boca, ahora esta novela no hace mas que confirmarme lo bueno que era. Estamos ante una auténtica novela de frontera  pero no una novela de “vaqueros” sino de personas ,personas ambiciosas que buscan algo mas que el dinero, buscan la satisfacción emocional a través del riesgo y las situaciones límite. Pocos personajes pero con peso; un joven ,Will, aprendiz de todo, que escapando de una vida aburrida se arriesga con lo desconocido; un hombre experto y desilusionado, Miller, que engancha la posibilidad de su vida ,la satisfacción del cazador de matar cientos de bisontes en un paraíso de caza descubierto por él y no hollado por nadie. Además otros personajes de menor categoría como un ayudante fanático religioso y un desollador de reses taciturno y pesetero. Todo empieza en un pequeño enclave en Kansas ,donde sólo hay un bar y algunas putas perdidas y deriva en una aventura viajando hacia las montañas de Colorado en busca de las praderas idílicas. La nieve ,la ambición ,la supervivencia en condiciones extremas hace surgir lo mejor y peor de cada uno, que culmina el autor con unos caracteres fuertes y débiles que le dan realismo a esta magnífica novela. Lección inolvidable para Will y disfrute para los lectores.


Por Elena Méndez.
Las novelas de aventuras nacieron para el verano. Y Jonh Williams nos ofrece en su recién recuperada  Butchers Crossing  la oportunidad de viajar con el hasta el oeste más salvaje e ignoto.  Una tierra de frontera que en la mistad del siglo XIX atrae como un iman a un joven Will Andrews, inexperto habitante de ciudad ansioso de vivir en la naturaleza y reafirmarse como persona. Su inocencia le llevará a aliarse con un experimentado cazador Miller que ansía su dinero para realizar el proyecto de su vida: viajar a un territorio de caza que nadie ha pisado y hacerse con una manada de bisontes. Otros dos hombres, un fanático religioso y un desollador que solo piensa en el dinero, los acompañan en la caravana. Una aventura que va más allá de la historia del oeste para convertirse en una novela de iniciación a la vida adulta donde un Will sin recurso físicos ni morales deberá enfrentarse con la codicia desmedida de Miller.
La magnífica prosa de Willimas hace el resto. Sufrimos el cansancio y la sed de joven Will y nos sentimos exhaustos antes las largas cabalgadas. También vemos crecer las esperanza al vislumbrar las montañas y el malestar hasta la náusea ante la muerte salvaje y masiva de los bisontes. La llegada de la nieve y el aislamiento al que se ven sometidos durante meses pondrá a prueba las normas de convivencia de este cuarteto tan dispar Experiencias que se graban en nuestra memoria como si las hubiesemos vivido en nuestra propia carne.-
La novela se convierte en un manual de supervivencia en las tierras áridas del oeste, pero también en una guía para resistir en el cotidiano y cambiante mundo de la ambición y la insolidaridad. Williams escribe en historia que traspasa la frontera de los géneros y se convierte en un clásico que se disfruta y se recuerda. Un libro que gusta recomendar.