lunes, 6 de octubre de 2014

Así empieza lo malo de Javier Marías. Un libro, dos visiones


Un matrimonio desgraciado, un oscuro secreto, un esquivo perdón. Marías vuelve a su estilo más intimo y reflexivo en esta novela que encabeza con una esclarecedora frase de Shakespeare. “Quizás entonces empieza lo malo, pero a cambio lo peor queda atrás”. Estas palabras del acto tercero de Hamlet se abren paso en nuestra mente para arrastrarnos en una intensa narración en la que  el narrador, un hombre maduro, mira al pasado para relatar lo que sucedió  en 1980 en el Madrid de su juventud cuando «se tiene el alma aplazada y la conciencia también». Una época en la que la sociedad española protagonizaba cambios y dejaba, o creía dejar atrás, los traumas de una guerra cruel y una posguerra sucia. Un escenario de fondo sobre el que Marías aborda las vicisitudes de la mala vida matrimonial en un tiempo en el que el divorcio no existía y los cónyuges se veían abocados a convivir encadenados por pequeñas miserias.
El protagonista Juan de Vere entra a trabajar como secretario personal en la casa de Eduardo Muriel, un director de cine tuerto, y de su mujer, Beatriz Noguera. En la intimidad de su hogar será testigo de «la misteriosa desdicha conyugal» que les enfrenta. También deberá asumir el papel de espía de un amigo de la famili. Pero conocer no siempre sale gratis, y deberá elegir entre contar o callar. La verdad, sus falsas caras, los secretos y la oportunidad de revelarlos o silenciarlos para siempre son los ejes de una novela en la que no falta carga erótica ni intriga. Una trama inquietante al servicio de la siempre envolvente prosa de Marías.
Publicado en La Voz de Galicia.


Por (Pucho Méndez)

………..Y llegó la ansiada novela y una vez más colmó nuestras expectativas. Remedando al propio Marías sobre Faulkner y García Márquez  , diríamos: Cuando leo a Marías , quiero leer a Marías. Novela en completa consonancia con su trayectoria y estilo, sobre temas que invitan a la reflexión y el análisis : El rencor y el perdón y la justicia como afectación próxima , cuando nos toca a nosotros o a nuestro entorno ; la otra ya interesa menos .
 La historia nos la cuenta «el joven de Vere» que, de forma retrospectiva, nos narra hechos ocurridos en la España de los años ochenta , aún sin divorcio pero ya próximo, y abarca cuatro grandes personajes.  Juan de Vere, “alter ego” del propio escritor (o que a mi me lo parece), que vive una historia plena en casa de su empleador y que tendrá consecuencias en su futuro.  Eduardo Muriel , director de cine con parche pirata de baquelita que invita al tamborileo con las yemas de los dedos o con las uñas , que fue bueno y generoso y que ahora lo es menos.  Beatriz Noguera,  su mujer que es aún joven y atractiva incluso para los jóvenes, pero no para Eduardo, que la ve como “la campana del Álamo”, por algo que resultó imperdonable. Y Jorge Van Vechten, el pediatra íntimo del matrimonio que fue “hacedor de favores” cobrados a un precio repulsivo y que siempre violenta y fuerza  con tal de conseguir los favores sexuales de quien le interese . Con éstos y otros personajes secundarios , Marías elabora una magnífica novela donde las escenas eróticas , con gran peso en toda la obra, tratadas con realismo delicado y huyendo de lo chabacano por un lado y de lo cursi por otro, conforman un trabajo completo. Bueno no hay mas que leerla y disfrutar a la espera del nobel y si es posible de una próxima entrega antes de tres años.