jueves, 30 de octubre de 2014

Leyendo al nobel. Dora Bruder.

Distinto, impactante. Cuenta una historia tremenda sin apenas decir nada. Una genialidad. París de fondo y en primer plano datos, calles, extractos de informes policiales, edificios derruidos, partes meteorológicos. Si ,todo esto y solo esto es lo que compone una breve pero genial obra del nobel Patrick Modiano. Es la vida de la niña Dora Bruder cuyo nombre se puede leer el 31 de diciembre de 1941 en el periódico Paris-Soir, en donde apareció un anuncio dramático: unos padres trataban de encontrar a su hija, de 15 años. Nueve meses más tarde, el nombre de la muchacha aparece en una lista de deportados al campo de exterminio de Auschwitz. Entre medias, la era hitleraina. Dora es solo una más. Pero se te clava dentro. No esperes un relato sensiblero, solo espera algo diferente.
Me lancé a leerlo para no hacer el ridículo como la ministra de Cultura francesa Fleur Pellerin (que no ha leído nada del nobel) y encontré un tesoro. Quedo agradecida a Fleur y su ignorancia que yo ya no comparto. Espero que vosotros tampoco la compartáis.