miércoles, 4 de febrero de 2015

Ángulo de reposo de Wallace Stegner. Una historia del oeste para recordar.

Esta no es una novela del oeste al uso, es una auténtico novelón sobre la conquista del oeste en el sentido de conquistar algo a base de trabajo, esfuerzo y sacrificio sin límites. Una magnífica historia, a través de tres generaciones, en la que además de unos caracteres fuertes y dispuestos a soportar la adversidad, como corresponde a los pioneros en tierra seca y hostil, son a su vez capaces de dar cariño y comprensión, muchas veces con pocas palabras pero con hechos valiosos. 
El narrador, hombre en plena madurez y con invalidez notable, nos cuenta la historia de sus abuelos y también la suya propia. Su abuela, a la que conoce en su infancia, y mucho más ahora al investigar y escudriñar en sus escritos, es todo un personaje que con una formación cultural y artística alta se ve viajando a un oeste abrasador, duro, árido y pedregoso, donde además la incultura y la zafiedad son la propia vida. Ella sobrevive y mantiene su estatus por medio de una brillante relación epistolar con su entrañable amiga del este. El abuelo, taciturno y de pocas palabras, ejemplo de honradez y trabajo, busca incansable el éxito y la riqueza deslomándose en minas y en canales de regadío manteniendo una actitud positiva anta la adversidad. Además; como casi siempre; nos vemos envueltos en una creciente historia de amor con consecuencias inesperadas. Todo esta muy logrado y es de las novelas que recordarás con satisfacción.

Remitido por Pucho Méndez