jueves, 13 de noviembre de 2014

La última noche en Tremore Beach. Una historia para disfrutar pasando miedo.



Terror fantástico, al estilo del maestro Stephen King, es lo que ofrece Mikel Santiago en su primera novela La última noche en Tremore Beach.. Un pueblo idílico, un hombre desgraciado y unos vecinos inquietantes. El escritor vasco construye una historia de miedo en el que la presencia de lo sobrenatural se combinan con la violencia más real  y cruda para mantenernos en vilo. Una novela de miedo que se sufre de princpio a fin y que se lee de un tirón. Las frases cortas, la prosa sencilla y la historia  paralela a la de terror en la que confluyen personajes entrañables nos conducen suavemente hacia el desarrollo vertiginosos de la acción a la que precede una calma tensa. Una espera angustiada en la que todo puede pasar.
Peter Harper, el protagonista, es un prestigioso compositor de bandas sonoras que, tras un traumático divorcio, se refugia en un rincón perdido de la costa de Irlanda para recuperar la inspiración. El lugar escogido es Tremore Beach, una playa enorme y solitaria en la que alquila una casa en la que tambiñen pasaran unos días sus hijos. Una noche de tormenta Peter es alcanzado por un rayo. Algo cambia en su interior y empezará a ver visiones espeluznantes que le llevarán a pasar a la acción.

Publicado en La Voz de Galicia.