lunes, 23 de junio de 2014

Un tango en minúscula

Los buenos escritores también escriben historias con minúscula ,no siempre aciertan con la totalidad de la obra y aunque  nos dejan un sabor agradable no es  el que esperábamos.
 La novela esta bien estructurada y ambientada , pero no  da  una  plena satisfacción que es  lo que  creo que hay que exigirle a Pérez Reverte. Una historia en tres épocas distintas  y en ambientes muy logrados; el trasatlántico de los años treinta rumbo a América, en el que se produce el encuentro de los protagonistas: Mecha Inzurza y Max Costa, en un ambiente de lujo y buen gusto y con la figura del compositor musical , Armando de Troeye,que hilvana la historia con los otros dos. Además nos vemos envueltos en el viejo Buenos Aires   aderezado con los viejos y cutres barrios  santuarios del tango que le dan un toque de realismo "macarra”.
El segundo escenario es el de la costa azul en su pleno apogeo en la época de la guerra civil española con una buena trama de espionaje y situaciones emocionantes, y el tercero deviene muchos años mas tarde, en la Italia del sur con un Sorrento lleno de encanto y con un torneo de ajedrez ,como telón de fondo , a una serie de nuevas aventuras e intrigas bien contadas. Pero son los personajes los que como protagonistas de toda una vida plena y envidiable ,no me parece que den la talla y tengan el peso que requiere el entorno. A lo mejor es una apreciación personal  , pero espero mas de esos caracteres y mucho mas de Pérez Reverte.

Remitido por Pucho Méndez