lunes, 26 de diciembre de 2016

Patria, la novela del 2016. Un imprescindible.

Si, hacía falta esta novela y alguien tenía que escribirla; era una necesidad de toda la sociedad, vasca y no vasca, explicar con valentía y sinceridad como fueron aquellos años terribles que vivimos con horror e incomprensión y en los que el miedo se había adueñado de toda la sociedad. Lo primero felicitar a Fernando Aramburu por su magnífica novela, es más un reflejo de historia real novelada que ficción en sí misma, no es una literatura elaborada y deslumbrante pero si directa y clara muy acorde con el temperamento vasco que escribe igual que habla, rotundidad sin ambages, el tema lo agradece. La historia nos cuenta el devenir a lo largo de aquellos duros años de dos familias vascas que siendo del mismo pueblo y con una amistad fraternal y absoluta caen en el odio rencor y desprecio a causa de los roles que les toca jugar, unos de víctimas y otros de verdugos debido el terrorismo de ETA. La historia es dramática y amena, no pierde interés en toda la lectura, y te enseña el papel trascendental que juegan los curas nacionalistas y los taberneros exaltados en la formación de los jóvenes de las “cuadrillas” que envalentonándose en el día a día comienzan como” los chicos de la gasolina” para terminar como terroristas profesionales. Después, los largos y tediosos años en el penal, la juventud tirada y la reflexión nos conduce a un futuro de esperanza. Creo que esta novela será un referente para generaciones futuras y que deberá ser leída por aquellos que quieran acercarse a conocer y tratar de entender el llamado problema vasco.

Remitido por Pucho Méndez