jueves, 5 de mayo de 2016

Un thriller italiano de ritmo cardiaco. Nuestro libro de los jueves.




Niños desaparecidos, militares y secretos de Estado. Una historia inquietante y adrenalínica en la que los «buenos» no siempre respetan la ley
Sandrone Dazieri es un cocinero italiano metido a escritor que acaba de aterrizar en el mercado español. Y desde luego sus novelas se devoran.
Una pareja protagonista singular y una trama que se desvela pieza a pieza como en las matrioskas rusas, son los ingredientes con los que Daziere, devoto de Stephen King, elabora esta cuidado thriller. Una historia en la que los héroes son imperfectos y los brazos del mal se confunden con los del bien.
Colomba Caselli es una policía dura acostumbrada a abrirse camino en el machista mundo de la policía italiana y que trata de recuperarse de una experiencia traumática. Dante Torre, un especialista en desaparecidos que ha sufrido en sus carnes la crueldad en su infancia y que padece importantes limitaciones, es su compañero. Estos dos antihéroes unen sus esfuerzos para resolver un enigma doble: la desaparición de un niño a las afueras de Roma y la muerte de su madre, cuyo cadáver aparecerá poco después. Una muerte de la que la policía, en un primer momento, responsabilizará a su marido.
Con un tono muy cinematográfico, No está solo, que en el italiano original se titula Uccidi il padre (Matar al padre), despide cada capítulo con un enganche que impide al lector cerrar el libro. De hecho, pronto se convertirá en una serie televisiva.
Publicado en La Voz de Galicia